Maddi

Maddi vino muy dormidita y nos encantó oirle como respiraba tumbada en la manta que habíamos preparado para ella. Cuando despertó y vimos esos grandes ojos azules no paramos de ver y hacer fotos preciosas que sus aitas, ellos y nosotros recordaremos para siempre.

Su mirada es pura ternura, y con gorro, de bichillo o su pelito esta monísima.

Muxutxus Maddi!!!

fotos-bebe-vitoria-onaestudio02fotos-bebe-vitoria-onaestudio04fotos-bebe-vitoria-onaestudio06fotos-bebe-vitoria-onaestudio05fotos-bebe-vitoria-onaestudio07fotos-bebe-vitoria-onaestudio08fotos-bebe-vitoria-onaestudio09fotos-bebe-vitoria-onaestudio10